20 de abril de 2012 / 20:18 / hace 5 años

BREAKINGVIEWS-Petroleras no pueden permitirse prescindir de Argentina

3 MIN. DE LECTURA

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales.)

Por Raul Gallegos

NUEVA YORK, 20 abr (Reuters Breakingviews) - La expropiación de YPF podría no ser el final. La presidenta argentina Cristina Fernández podría fácilmente embarcarse en una reestructuración del sector energético completo.

Pese a ello, las enormes reservas de hidrocarburos no convencionales del país son demasiado importantes en el esquema global. La expropiación es mala, pero las grandes petroleras no pueden permitirse prescindir de Argentina.

No es que sólo Argentina sea poco hospitalario. Desde Bagdad a Moscú y en otros lugares, los riesgos de extraer esos recursos son altos.

Los grandes actores del sector petrolero han aprendido a vivir con muchos anfitriones poco amistosos y, pese a ello, continúan en su tarea.

Se estima que las reservas de gas de la cuenca argentina de Vaca Muerta podrían abastecer unos cuatro siglos la demanda actual de ese hidrocarburo en el país. La necesidad creciente de sumar reservas hace que Vaca Muerta no sea fácil de abandonar.

Cuatro años más con Fernández no auguran un panorama divertido para estas compañías.

Hasta ahora, los retornos de YPF no han sido terribles. La empresa logró un retorno de 26 por ciento sobre el capital invertido en el 2010, contra un 17 por ciento de costo de capital, según Credit Suisse.

Eso fue antes de que Fernández forzara a las compañías petroleras a liquidar en el país los ingresos por exportaciones y retirara incentivos económicos fiscales para la producción. Fernández ha declarado la cadena de producción un objetivo legítimo para adquisiciones.

Las empresas petroleras han visto esta película antes, en Venezuela. El presidente Hugo Chávez reestructuró la legislación energética de su país, elevando los impuestos y las regalías y forzando a los actores extranjeros a aceptar una sociedad menos beneficiosa.

Exxon Mobil y ConocoPhillips abandonaron el país y ahora carecen de presencia en el Mayor paño petrolero en el hemisferio occidental.

Pero el hábil manejo que ha mostrado Chevron en Venezuela, un país con un Gobierno de izquierda, puede ser un ejemplo a seguir. La empresa hizo a un lado los razonamientos ideológicos para forzar una relación con la administración y permanece como un actor relevante después de 13 años de Gobierno de Chávez. Y si su Gobierno eventualmente es derrotado ante un oposición más amistosa con el empresariado, la tenacidad de Chevron podría incluso pagar mayores dividendos.

Exxon ya ha visto el valor de su participación de 1 millón de acres en la formación Vaca Muerta, que con sus cerca de 7,5 millones de acres es algo más grande que la estadounidense Eagle Ford.

Y la empresa sigue lista para invertir más de 50 millones de dólares más. Apache y Chevron también tienen presencia en Argentina. Por supuesto, no habrá un retorno de un 20 por ciento o más en el futuro próximo. Pero esas compañías saben que su negocio es sobre apuestas de largo plazo. (Editado en español por Gabriela Donoso)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below