Persiste leve caída del peso argentino, bolsa y bonos estables

viernes 9 de marzo de 2012 14:08 ART
 

BUENOS AIRES, 9 mar (Reuters) - El peso argentino
mayorista mantenía su ligera tendencia bajista el viernes por
una demanda autorizada de dólares a favor de unos pocos
importadores e inversores privados, sin la necesidad momentánea
de intervención por parte del Banco Central.	
    Por su parte, la volatilidad se trasladaba a la bolsa y a
los bonos soberanos, ya que a la proyectada desaceleración de la
economía china se contraponía el exitoso canje de deuda en
Grecia y alentadores datos de empleo en Estados Unidos.	
    El mercado cambiario argentino opera con limitaciones desde
octubre, cuando se determinó que las compras de divisas deben
ser autorizadas por la agencia nacional recaudadora de
impuestos.	
    Posteriormente se sumaron una serie de restricciones a las
importaciones, lo que sacó de la plaza a más interesados. Esto
obliga al Banco Central a ser el único gran comprador de dólares
para evitar una apreciación en la moneda local.	
    A las 1625 GMT el peso se depreciaba apenas un 0,06 por
ciento, a 4,34/4,3425 unidades por dólar en el
mercado interbancario, y subía un 0,11 por ciento en el circuito
marginal a 4,695/4,705 pesos por cada dólar.	
    Durante el 2012, el Banco Central acumula compras por unos
2.200 millones de dólares.	
    Mientras tanto, la bolsa y los bonos domésticos cotizaban
estables por la cautela de los inversionistas ante el panorama
externo, pese a datos económicos alentadores en Estados Unidos.	
    El índice accionario Merval de la bolsa de Buenos
Aires apenas mejoraba un 0,14 por ciento, a 2.687,94 puntos, y
los títulos públicos extra bursátiles promediaban un
pequeño ascenso del 0,1 por ciento.	
    Los operadores coincidían en que el Boden 12 en dólares
, que subía un 0,4 por ciento, se destacaba por
la demanda, ya que ante las restricciones cambiarias se lo toma
como cobertura de posiciones ante una eventual mayor
depreciación del peso.	
	
 (Reporte de Jorge Aníbal Otaola; editado por Hernán García)