7 de marzo de 2012 / 16:13 / en 6 años

ACTUALIZA 3-B.Central Argentina dice puede recuperar reservas

* Proyecto habilitaría mayor uso reservas por Gobierno

* Reservas cayeron cerca de 6.000 mln dlr desde enero 2011

* Analistas temen efecto inflacionario (Actualiza con datos y citas, contexto)

Por Magdalena Morales

BUENOS AIRES, 7 mar (Reuters) - El Banco Central de Argentina está en condiciones de aumentar “paulatinamente” sus reservas con compras de dólares, dijo el miércoles su presidenta al defender en el Congreso un proyecto de ley que habilitará al Gobierno a usar más recursos de la autoridad monetaria para pagar deuda.

Las reservas de libre disponibilidad del banco se redujeron a un nivel cercano a cero luego que la administración de la presidenta Cristina Fernández utilizara más de 16.000 millones de dólares en los últimos dos años para honrar obligaciones financieras.

El Banco Central compró desde inicios de enero más de 2.100 millones de dólares para fortalecer sus reservas, incrementando la oferta de pesos en un país con una de las tasas de inflación más altas del mundo.

Analistas advirtieron que las mayores compras de dólares por parte del Banco Central pueden avivar aún más el incremento de precios, que se espera supere este año el 20 por ciento anual, según datos privados, a pesar de una desaceleración del crecimiento económico por la crisis global.

La tercera economía de América Latina ha pisado niveles récord de prosperidad gracias a un abrumador gasto público, altos precios de los granos que exporta y una demanda consumidora sin precedentes.

El Gobierno considera que el aliento del consumo doméstico es la mejor forma de blindar a la economía contra las turbulencias internacionales.

Pero desde finales del 2011 se nota una desaceleración de la actividad económica y el achicamiento de los superávit comercial y fiscal, motivando al Gobierno a apelar por un mayor uso de reservas para pagar deudas.

Este año necesita otros 5.674 millones de dólares.

“(El Banco Central) está en condiciones de recuperar estas reservas paulatinamente”, dijo la presidenta de la entidad, Mercedes Marcó del Pont, en una audiencia de más de cuatro horas ante legisladores para explicar el proyecto, enviado la semana pasada por el Gobierno al Congreso.

Al hacer uso de las reservas por tercer año seguido, Marcó del Pont afirmó que Argentina podrá evitar “un brutal ajuste fiscal” o acudir a tomar deuda en los mercados globales.

El país sudamericano permanece virtualmente alejado de los mercados internacionales desde que declaró una cesación de pago de obligaciones por unos 100.000 millones de dólares hace una década.

Marcó del Pont insistió en dejar claro que el Gobierno reconoce la importancia de acumular reservas para garantizar la capacidad de respuesta del país a turbulencias externas, así como para la buena administración del mercado cambiario.

La iniciativa propone remover la obligación de que el Banco Central mantenga la totalidad de la base monetaria respaldada por sus reservas internacionales, dejando en manos del directorio de la entidad la definición de qué nivel de esos recursos es óptimo para el país.

Además permite que se paguen préstamos bilaterales con reservas, lo que puede dejar abierta la puerta a un esperado acuerdo para cancelar unos 9.000 millones de dólares adeudados al foro de acreedores nucleados en el Club de París.

El proyecto también aumenta los poderes de la entidad monetaria a la hora de regular al mercado financiero.

La propuesta despertó preocupación entre opositores y economistas críticos de las laxas políticas fiscales y monetarias del Gobierno argentino.

“Esto es inflacionario (...) Los precios ya están subiendo y básicamente no van a alcanzar los salarios para mantener el nivel de actividad y de consumo que tenían”, dijo a Reuters el ex presidente del Banco Central Rodolfo Rossi.

El impacto inflacionario podría ser solamente enfrentado con el control de los precios internos y con la regulación y orientación del crédito, consideró el economista.

Otro ex presidente del banco, Martín Redrado, destituido de la autoridad monetaria por oponerse a pagar deuda con reservas, dijo a Reuters que la “nueva carta orgánica (propuesta por el Gobierno) institucionaliza la creación de una caja paralela dentro del sector público y sin ningún tipo de control”.

APROBACION SEGURA

La reforma a la carta orgánica del banco central argentino fue propuesta por la presidenta Fernández la semana pasada.

La propuesta, que debe ser votada por el pleno de los diputados y el Senado de Argentina, faculta a la autoridad monetaria a regular y a orientar el crédito.

Una vez aprobada la ley, lo que se descuenta que ocurrirá en las próximas semanas debido a la cómoda mayoría oficialista en el Congreso, el límite que impone el concepto de reservas de libre disponibilidad quedará removido, por lo que Banco Central quedará habilitado para transferir más recursos al Tesoro.

Marcó del Pont dijo que “corresponde, y esta es una nueva atribución del directorio, determinar el nivel de reservas (...) Bienvenido que podamos utilizar reservas”.

La jefa de la autoridad monetaria argentina indicó que “los bancos centrales fueron creados para garantizar obviamente la estabilidad de la moneda pero también para financiar a sus Estados” y defendió una participación plena del organismo en el estímulo al crédito y el empleo, que la reforma contempla. (Reporte de Magdalena Morales, Escrito por Guido Nejamkis. Editado por Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below