Uruguay firma concesión petrolera en tierra con Schuebpach

lunes 13 de febrero de 2012 21:30 ART
 

MONTEVIDEO, 13 feb (Reuters) - La petrolera estatal de Uruguay, Ancap, firmará el martes dos contratos con la estadounidense Schuebpach Energy, en la primera concesión de áreas terrestres otorgada a privados para la exploración y producción de hidrocarburos.

El contrato será a 30 años, con la opción de una década de prórroga, para desarrollar estudios de sísmica y cavado de pozos de gran profundidad que determinen la existencia de petróleo en tierra. El 50 por ciento de lo hallado quedará en manos de Ancap.

"Nunca hubo antes contratos de exploración y producción (de hidrocarburos) firmados por el Estado uruguayo para desarrollar actividades en tierra", dijo a Reuters el jefe de Geólogos de Ancap, Héctor de Santa Ana.

La petrolera le concederá la exclusividad de dos áreas, una de 3.000 kilómetros cuadrados en la localidad de Salto -unos 500 kilómetros al noroeste de Montevideo- y otra de 10.000 kilómetros cuadrados en el centro del país, donde Schuebpach ya realizó trabajos de prospección.

En la primera fase, la firma invertiría hasta unos 10 millones de dólares.

"El programa exploratorio tiende a ir a sectores más profundos donde la roca puede tener un potencial generador mayor, con temperaturas y presiones mayores", dijo de Santa Ana.

Los estudios realizados por Ancap muestran la presencia de petróleo en una proporción de 250 centímetros cúbicos por tonelada de roca, una cantidad actual sin capacidad de comercialización.

Tras una primera convocatoria a interesados en 2009, Ancap firmó contratos de exploración y producción para su plataforma marítima con el consorcio formado por petrolera YPF -controlada por la española Repsol-YPF -, la portuguesa Galp y la brasileña Petrobras.

El ente se prepara para dar a conocer en marzo las calificaciones de las empresas que se presentaron a la segunda edición de Ronda Uruguay en septiembre de 2011, que reunió a los gigantes globales de la industria. (Reporte de Malena Castaldi, Editado por Ricardo Figueroa)