Mercados argentinos sin fuerzas a espera noticias deuda Grecia

jueves 2 de febrero de 2012 17:25 ART
 

BUENOS AIRES, 2 feb (Reuters) - Los mercados financieros argentinos operaron el jueves sin fuerzas ante un virtual compás de espera impuesto por los inversores, que aguardan señales sobre el futuro de las negociaciones de Grecia con sus acreedores para evitar una moratoria de su deuda.

El resurgimiento del riesgo de una caótica moratoria griega opacaba los positivos comentarios del primer ministro chino, Wen Jiabao, de que podría ayudar más a Europa, los buenos datos de empleo en Estados Unidos y las declaraciones optimistas del presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke.

Guido Macchi operador de la firma bursátil Macchi dijo que "el mercado argentino estuvo muy quedado, y la falta de volumen puso de manifiesto el compás de espera de cara a la situación de la deuda griega".

Por su parte, en el plano local, la ejecución de un nuevo régimen de información electrónica para unificar las operaciones de importación ocurre en medio de intentos del Gobierno por proteger el comercio, que el año pasado fue afectado por un fuerte ingreso de productos importados.

"Debido a las restricciones para el pago de importaciones, el dólar mayorista sigue ofrecido por exportadores, y el excedente por la baja demanda lo debe comprar el Banco Central, debiendo regular el tipo de cambio para poder mantener el precio y que no siga cayendo su valor", dijo un operador.

Fuentes del mercado estimaron que la entidad monetaria habría comprado para sus reservas unos 35 millones de dólares.

El peso en la plaza interbancaria, donde regula la liquidez el Banco Central, cerró estable a 4,3325/4,335 unidades por dólar, mientras que en la plaza informal tampoco registró variantes al finalizar a 4,765/4,775 unidades por dólar .

"No hay negocios y no hay predisposición para operar", dijo un cambista.

El mercado cambiario argentino opera con limitaciones desde octubre pasado, cuando se determinó que las compras de divisas deben ser autorizadas por la oficina recaudadora de impuestos en un intento por desalentar esas anotaciones y frenar una fuerte fuga de capitales.   Continuación...