6 de diciembre de 2016 / 20:57 / hace 9 meses

ACTUALIZA 1-Argentinos usan táctica de operación de cambio para cumplir con amnistía fiscal

(Agrega dato amnistía fiscal)

Por Luc Cohen

BUENOS AIRES, 6 dic (Reuters) - Los argentinos con fondos en una unidad del Bank of New York Mellon Corp no pueden hacer transferencias directas a su Gobierno para pagar un impuesto del programa de amnistía fiscal, lo que los llevó a usar un tipo de cambio indirecto para realizar el pago, dijeron un abogado y un operador.

En un intento por reactivar a la economía que está en recesión, el presidente de centroderecha, Mauricio Macri, lanzó un plan para permitir que los Argentinos declaren unos 400.000 millones de dólares que tienen escondidos en el exterior, sin temor a ser perseguidos por evasión impositiva.

Aquellos que se adhieran al plan, pueden mantener su dinero fuera del país pero deben pagar un impuesto de hasta 15 por ciento del valor de esos fondos. Sin embargo, clientes del gestor de activos y agente de custodia Pershing LLC, del BNY Mellon, no pueden hacer el pago al ente regulador AFIP a través de una transferencia electrónica, dijeron fuentes.

Como respuesta, algunos clientes de Pershing han recurrido a una operación denominada "contado con liqui", que ganó protagonismo tras la imposición de controles de cambio por parte del Gobierno populista de Cristina Fernández.

Un portavoz de Pershing no quiso hacer comentarios sobre por qué los clientes argentinos no pueden hacer transferencias directas al Gobierno para pagar el impuesto. Un abogado y un corredor de bolsa que opera en Buenos Aires dijeron que es común que los bancos de custodia prohíban transferencias electrónicas a terceras partes.

Muchos argentinos con fondos en el exterior recurrieron a Pershing por sus bajas comisiones y por las dificultades para abrir cuentas bancarias en bancos comerciales, dijo Sebastián Arena, director de la correduría Buenos Aires Valores.

"Para un argentino abrir un checking account (cuenta bancaria) en un banco de Estados Unidos no es tan sencillo como para un norteamericano", dijo Arena.

Durante el régimen de control de cambios de Fernández, que Macri eliminó en el 2015 apenas asumió el Gobierno, los argentinos que buscaban conseguir dólares con frecuencia compraban un instrumento como un bono soberano o una acción de la petrolera estatal YPF en pesos en el mercado local y luego la vendían en dólares en Estados Unidos.

Así se hacían de dólares en el exterior ante la imposibilidad de girar fondos. Ahora, los clientes de Pershing están revirtiendo la operación.

"Ellos están comprando acciones de YPF en Wall Street con su dinero en Pershing y luego las venden acá, así pueden usar el dinero legalmente, usarlo para pagar el impuesto", dijo Eduardo Aguilera, abogado en Buenos Aires de la firma RCTZZ Abogados, que tiene clientes participando de la amnistía fiscal.

El gobierno de Macri lanzó este año un amplio plan de perdón fiscal para aquellos que tengan dinero, bienes o propiedades no declarados, en un intento por captar capitales frescos que permitan aliviar una dura recesión económica.

Una fuente del Gobierno argentino dijo a Reuters que por ahora la anmistía fiscal ha superado los 30.000 millones de dólares.

El plan, denominado blanqueo, se extenderá hasta marzo, pero la comisión a pagar se incrementa a medida que se acerque el final. (Reporte de Luc Cohen, reporte adicional de Jorge Otaola y Nicolás Misculin, traducido por Eliana Raszewski; Editado por Walter Bianchi)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below