Pensionados y jubilados venezolanos en el exterior buscan sobrevivir ante ausencia de pagos

lunes 18 de julio de 2016 19:04 ART
 

Por Rosalba O'Brien

SANTIAGO, 18 jul (Reuters) - Miles de pensionados y jubilados en países de América Latina, España y en otras naciones, que dependen de una pensión del Estado venezolano, se han visto obligados a encontrar otras maneras de sobrevivir luego de que se paralizaron sus pagos el año pasado, dijeron a Reuters algunos afectados.

Unas 1.000 personas en Chile no reciben el dinero, según representantes de los pensionados. Muchos de ellos son antiguos exiliados que huyeron de la dictadura de Augusto Pinochet a Venezuela, país que en ese momento era un refugio seguro y en auge.

Dependiendo del tipo de pensión, algunos no han recibido ningún pago en 2016, mientras que otros han estado esperando más de un año, dijo Sonia Laborde, jubilada de 73 años, que desde Santiago ayuda a coordinar una respuesta entre todos aquellos, incluyéndose, que ven como su dinero se esfuma.

"La gente está muy dependiente de esa pensión y esa jubilación (...) la mayoría son gente sin profesión, gente que ya no trabaja, gente enferma, que depende de ese dinero para comer, para pagar su vida diaria", dijo a Reuters.

La caída en los precios del petróleo, principal producto de exportación de Venezuela, y el colapso de la economía socialista han dejado al país con una inflación de tres dígitos y una crónica escasez de productos.

Mientras en casa los venezolanos pasan horas en filas para comprar productos básicos, los problemas se extienden hasta unos 12.000 pensionados que viven en España, Colombia, Chile, Argentina, México y Estados Unidos.

Algunos son venezolanos y otros extranjeros que trabajaron por décadas en el país, según las organizaciones de jubilados.

Partidarios del Gobierno del presidente Nicolás Maduro dicen que los beneficios para los pensionados mejoraron durante la administración del líder socialista Hugo Chávez, quien canalizó las ganancias petroleras hacia programas sociales.   Continuación...