Nuevo presidente de Argentina se reúne con gobernadores en busca de respaldo

sábado 12 de diciembre de 2015 16:36 ART
 

BUENOS AIRES, 12 dic (Reuters) - El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se reunió el sábado con los gobernadores del país en busca de apoyo político para impulsar en el Congreso sus propuestas que aspiran a reactivar la estancada economía e inyectar transparencia a su gestión.

Dos días después de haber asumido, el mandatario de centroderecha dijo que en un almuerzo con los 24 gobernadores argentinos habló sobre la redistribución de ingresos, el empleo, el combate a la pobreza y al narcotráfico.

"Estoy muy contento de haber tenido esta reunión, resultó un intercambio de visiones", dijo Macri en una rueda de prensa tras la reunión en la quinta presidencial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires. "Les he planteado a los gobernadores (la necesidad) de trabajar en equipo, unir esfuerzos".

Después de 12 años de políticas intervencionistas del peronismo de centroizquierda y el escaso diálogo entre el Gobierno y la oposición, Macri promete hacer ajustes en la tercera mayor economía de la región sin afectar los logros sociales de la última década.

Pero tendrá que sacar a relucir su talento negociador porque su partido no tiene peso suficiente en el Congreso.

"Todos coincidimos en bajar la inflación, (reducir) el déficit (fiscal) y (disminuir) los impuestos", dijo el mandatario. "Por eso sentí que hubo una enorme madurez en esta reunión", agregó Macri, que ganó la presidencia por un estrecho margen en un balotaje en noviembre.

Además de un Congreso dividido, Macri enfrenta una oposición férrea que, con su antecesora Cristina Fernández a la cabeza, ya le hizo sentir su ferocidad antes del cambio de Gobierno con una controversia sobre el protocolo para el traspaso de mando.

El presidente no dio detalles sobre cómo impulsará una economía agobiada por la escasez de inversiones, la elevada inflación y un grave déficit fiscal, y admitió que los desafíos "son enormes" y no pueden solucionarse "de un día para el otro".

Una de las medidas esperadas por los mercados financieros es una devaluación del peso argentino que incentive las exportaciones y lleve ansiados dólares a las arcas del Estado.

Mientras Macri negocia un acuerdo con bancos para elevar las reservas, economistas de su equipo ya iniciaron contactos con acreedores de deuda impaga, que con una demanda judicial en Estados Unidos mantienen a Argentina alejada de los mercados internacionales de crédito. (Reporte de Jorge Otaola. Editado por Pablo Garibian)