Cambio de Gobierno en Argentina abre disputa financiera por contratos a futuro con tipo de cambio

viernes 11 de diciembre de 2015 16:51 ART
 

BUENOS AIRES, 11 dic (Reuters) - La asunción de un nuevo Gobierno en Argentina y el cambio de conducción del Banco Central abrieron el viernes una discusión entre las autoridades de la entidad monetaria y representantes financieros por contratos a futuro del tipo de cambio que se buscan desconocer en medio de una denuncia jurídica.

El renunciante Alejandro Vanoli, titular del Banco Central hasta el miércoles, avaló contratos del peso contra el dólar a niveles de entre 10,65 y 10,80 unidades a marzo, cuando en Nueva York esas posiciones cotizaban en torno a los 15 pesos.

Como en el mercado financiero se espera una devaluación de la moneda argentina, la cancelación de esos contratos le originaría al Banco Central millonarias pérdidas ya que fue el vendedor de esos futuros frente a bancos que compraron posiciones para cubrirse en el ámbito cambiario.

Una fuente de la entidad oficial y de dos representantes bancarios reconocieron a Reuters una serie de conversaciones entre las partes para zanjar diferencias, ya que se pretende desconocer los contratos firmados.

"Queremos que este tema sea tratado con mucho cuidado porque es uno de los tantos que nos deja la herencia (del Gobierno anterior), entonces como otros temas vamos a analizar la cuestión a fondo y resolverla de la manera más razonable y legal posible", dijo a periodistas Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda y Finanzas.

El flamante presidente Mauricio Macri asumió el jueves y de inmediato puso en funciones a sus ministros, tras 12 años de peronismo de centroizquierda en el poder.

Dos legisladores ahora oficialistas denunciaron penalmente a la anterior conducción del Banco Central por mal desempeño de funcionario público, ya que adujeron mala fe a la hora de negociar un instrumento financiero (contratos a futuro) de difícil cumplimiento si cambiaba el rumbo del Gobierno.

Macri prometió en su campaña abandonar el llamado "cepo" cambiario, que restringe la libre comercialización de dólares mediante un recorte a las exportaciones y un fuerte freno a las importaciones en desmedro de las reservas del propio Banco Central.

La disputa por los contratos a futuro se produce cuando las autoridades entrantes mantienen negociaciones con bancos y firmas exportadoras en busca de los dólares necesarios para levantar las restricciones cambiarias. (Reporte de Jorge Otaola; Editado por Walter Bianchi)