De repente, "Trío tóxico" de mercados emergentes huele a rosas

lunes 30 de noviembre de 2015 16:52 ART
 

Por Marc Jones

LONDRES, 30 nov (Reuters) - El alto rendimiento de los bonos soberanos de Ucrania, Argentina y Venezuela, que hasta no hace mucho era conocido como el "trío tóxico" de los mercados emergentes, huele ahora a rosas para quienes fueron lo suficientemente valientes como para comprarlos a principios de año.

La elección en Argentina de un presidente con una postura económica liberal como Mauricio Macri, las esperanzas de que Venezuela viva algo similar el domingo, y la reestructuración de la deuda ucraniana generaron un vuelco radical en la actitud de los inversores hacia los tres países.

Los bonos ucranianos tuvieron el mejor desempeño a nivel mundial este año, con un retorno cercano al 50 por ciento, mientras que Venezuela y Argentina están en segundo y tercer lugar, con ganancias del 28 y el 24 por ciento, respectivamente.

Combinados, también contribuyeron con más del 65 por ciento del avance del JP Morgan EMBI Global, el mayor índice de bonos de mercados emergentes, pese a representar apenas cerca del 7 por ciento del total.

El interrogante actual es: ¿Hacia dónde van ahora?

Rendimientos tan estelares son inusuales y ciertamente no se repiten con frecuencia en países con historiales tan cambiantes.

El repunte de los bonos argentinos se produjo respaldado por la victoria de Macri, que prometió reinsertar al país en los mercados globales.

Sin embargo lo más difícil empieza ahora, ya que uno de los asuntos claves es si podrá poner fin a una larga disputa con un grupo de tenedores de bonos que lleva casi una década impidiendo a Argentina emitir deuda en dólares.   Continuación...