Vaticano juzga a periodistas y funcionarios; medios critican proceso

martes 24 de noviembre de 2015 10:05 ART
 

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 24 nov (Reuters) - Cinco personas, incluidos dos reporteros italianos, fueron sometidos a juicio el martes en el Vaticano, ante la ira de los grupos de derechos humanos, por cargos relacionados con la publicación de dos libros en los que la Santa Sede aparece afectada por la mala gestión y la corrupción.

Mientras entraban al Vaticano, los dos reporteros, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, aseguraron no haber hecho nada malo y que sólo estaban ejerciendo su labor profesional.

El juicio, presidido por tres jueces, se gestó tras la publicación de "Mercaderes en el Templo", de Nuzzi, y "Avaricia", de Fittipaldi, que muestran un Vaticano atrapado por la mala gestión, la codicia y la corrupción, y en el que el Papa Francisco aparece enfrentado a una dura resistencia de la guardia vieja ante su agenda reformista.

Dos de los funcionarios acusados, el monseñor español Ángel Lucio Vallejo Balda -ex número dos de la Prefectura de Asuntos Económicos del Vaticano-, y la laica italiana experta en relaciones públicas Francesca Chaouqui fueron arrestados a principios de mes. El funcionario vaticano Nicola Maio, asistente de Vallejo Balda, también está procesado.

Nuzzi y Fittipaldi escribieron sus libros basados en las filtraciones procedentes del Vaticano. La acusación asegura que ambos "solicitaron y aplicaron presión, especialmente sobre Vallejo Balda, para obtener documentos e información secreta".

Los dos periodistas se quejaron de que tienen que aceptar abogados ordenados por la corte y acreditados ante el Vaticano, sin poder recurrir a defensores italianos. Los cinco acusados se enfrentan a penas de hasta ocho años de cárcel.

El lunes, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), grupo supervisor de los derechos humanos, instó al Vaticano a retirar los cargos.

La federación italiana de periodistas, la asociación de la prensa extranjera en Italia y AIGAV, la asociación de reporteros acreditados en el Vaticano, también condenaron el proceso. "Debemos destacar que publicar noticias es precisamente nuestro trabajo", señaló AIGAV, quien calificó de "inaceptable" la decisión de juzgar a los periodistas. (Editado en español por Carlos Serrano)