Argentinos deciden futuro de economía en primer balotaje presidencial de la historia

domingo 22 de noviembre de 2015 08:01 ART
 

BUENOS AIRES, 22 nov (Reuters) - Los argentinos votaban el domingo en una inédita segunda vuelta presidencial que decidirá la profundidad y ritmo de cambios a un modelo económico de fuerte intervención estatal herido por la falta de divisas.

Impulsado por el cansancio de muchos argentinos al estilo beligerante del oficialismo de centroizquierda, el opositor Mauricio Macri, un ex empresario de centroderecha que gobierna la capital Buenos Aires, es el favorito para obtener las riendas de la tercera mayor economía de Latinoamérica.

Su contrincante, Daniel Scioli, un peronista que gobierna la provincia de Buenos Aires, intentará dar una sorpresa en las urnas seduciendo a los que quieren un cambio frente a la gestión de la presidenta saliente Cristina Fernández pero temen que Macri aplique viejas recetas económicas neoliberales que traen malos recuerdos a los argentinos.

"Lo voy a votar a Macri. Scioli no sólo es la continuidad de este Gobierno, sino que como gobernador de la provincia fue un desastre", señaló Augusto Bonifacio, un estudiante universitario de 20 años de la ciudad de La Plata.

Quien sea que se consagre tendrá que reactivar una economía estancada por la escasez de inversiones, controlar una alta inflación y reducir los niveles de inseguridad a partir del 10 de diciembre.

Aunque los dos candidatos dicen tener muchas diferencias ideológicas, sus propuestas económicas no son tan distintas: los expertos creen que el país girará hacia políticas económicas más amigables con los mercados tras 12 años de fuerte intervención estatal, controles cambiarios y restricciones comerciales.

Con su propuesta de renovación de la política y combate a la corrupción, Macri, un ingeniero de 56 años, consiguió un amplio apoyo de los votantes pese a carecer de una gran estructura partidaria. En la primera ronda de octubre, sorprendió a propios y ajenos al quedar solo tres puntos detrás del entonces claro favorito, Scioli, un ex campeón de motonáutica de 58 años.

Aunque originalmente proponía la apertura irrestricta de los mercados y austeridad fiscal, Macri tuvo que prometer que mantendrá los subsidios a la pobreza y la gestión estatal de la petrolera YPF, entre otras medidas, ante el apoyo que tienen algunas políticas de la centroizquierda gobernante.

Scioli, un ex empresario más conservador que la presidenta Fernández, asegura que mantendrá los logros sociales del Gobierno pero aplicará cambios graduales sobre la economía, que incluyen la flexibilización de un estricto control de cambios y de los controles a las exportaciones.   Continuación...