26 de octubre de 2015 / 13:36 / hace 2 años

Oposición de Argentina inicia campaña hacia balotaje tras resultados mejores a lo esperado

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 26 oct (Reuters) - El candidato de la oposición a la presidencia de Argentina, Mauricio Macri, inició el lunes su campaña para sumar el apoyo de votantes de otras fuerzas con miras al balotaje que lo enfrentará en noviembre con su rival oficialista, que tuvo un desempeño peor al esperado en la primera ronda.

Pese a que el candidato oficialista Daniel Scioli fue la primera mayoría en los comicios del domingo, su distancia sobre Macri -de apenas 2,6 puntos- fue mucho menor a la prevista por expertos y por los propios partidos. Ambos deberán ahora medirse en una segunda vuelta en las que las chances de la oposición crecerían.

“Hay que ser muy abiertos al diálogos, tenemos mucha esperanza”, dijo Macri en una conferencia de prensa el lunes para abrir la jugada a quienes votaron por otros candidatos.

Junto con Scioli, que tiene el apoyo de la saliente mandataria Cristina Fernández, serán protagonistas del primer balotaje en una elección presidencial en la historia del país.

Los dos contendientes tienen divergencias ideológicas, pero sus propuestas prácticas no son tan distintas: todo indica que el país girará hacia políticas económicas más amigables con los mercados tratando de mantener los logros sociales. La diferencia entre ellos es la profundidad y velocidad de los cambios.

“Esperamos una reacción favorable del mercado ante la perspectiva de una segunda vuelta electoral”, dijo el banco Credit Suisse, con sede en Londres.

Tras conocerse los resultados preliminares de la elección, un fondo argentino negociable en el mercado que cotiza en Berlín subió un 0,9 por ciento hasta un máximo en más de dos meses.

“Macri, que es percibido como más amigable con los mercados que Scioli, probablemente tenga mayor impulso de cara al próximo mes de campaña, gracias a los resultados de ayer (domingo)”, añadió el banco.

Con un 97,2 por ciento de las mesas escrutadas, el peronista Scioli obtenía el 36,9 por ciento de los votos, muy por debajo de los que necesitaba para evitar un balotaje e incluso menos de los que consiguió en las primarias abiertas de agosto. Macri, el actual alcalde de la ciudad de Buenos Aires, lograba el 34,3 por ciento de los votos.

El resultado del domingo mostró que los argentinos esperan algún grado de cambio, en un contexto de estancamiento económico, una inflación que supera el 20 por ciento, mermadas reservas internacionales, una moneda sobrevaluada, un creciente déficit fiscal y una extendida inseguridad.

La elección trajo varias sorpresas desagradables para el peronismo gobernante, que perdió el control de distritos de fuerte peso que dominaba desde hace años.

“Nació otra política en la Argentina y vamos a trabajar para eso”, dijo el lunes a la televisión local María Eugenia Vidal, candidata del partido de Macri que se convirtió en la próxima gobernadora de la provincia de Buenos Aires, un bastión del oficialismo.

Sergio Massa, el candidato que salió tercero en la elección con un 21,3 por ciento equivalente a más de 5 millones de votos, tendrá un rol clave en el balotaje del 22 de noviembre.

Editado por Jorge Otaola/Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below