ACTUALIZA 1-Juez dice acreedores "holdouts" pueden conocer detalles de oferta de bonos de Argentina

miércoles 22 de abril de 2015 17:37 ART
 

(Añade cita de fuente de Ministerio de Economía argentino, detalles)

NUEVA YORK, 22 abr (Reuters) - El juez estadounidense Thomas Griesa decidió el miércoles que los acreedores en conflicto con Argentina por el pago de su deuda soberana tienen derecho a conocer los detalles de una reciente oferta de bonos de Buenos Aires.

El juez de distrito de Manhattan respondió a un pedido del inversor NML Ltd, una filial del fondo de cobertura Elliott Management, para que Deutsche Bank entregue detalles de una oferta de deuda argentina en dólares que se colocó esta semana.

"Ese es un pedido legítimo y una pregunta legítima", dijo Griesa durante una audiencia judicial en Nueva York, en la que dijo que los fondos pueden buscar documentos de Argentina y de bancos para determinar si hay activos involucrados en Estados Unidos que puedan ser usados para compensar la deuda impaga.

El fallo se aplicaría a bancos que participaron en la oferta de bonos, que cerró con una colocación de 1.416 millones de dólares, entre los que se encuentran Deutsche Bank y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA.

"(Griesa) no tiene jurisdicción sobre bonos bajo ley argentina", dijo a Reuters una portavoz del Ministerio de Economía de Argentina, bajo condición de anonimato.

La decisión se da en el marco de la larga batalla judicial entre el país sudamericano y un grupo de fondos de inversión que la demandaron en Estados Unidos para reclamar el pago total de sus bonos argentinos, luego de rechazar dos canjes de deuda que fueron aceptados por la gran mayoría de los acreedores.

A mediados del año pasado, Griesa prohibió a Argentina cumplir con vencimientos de su deuda reestructurada hasta tanto no compense a los tenedores de títulos impagos por 1.330 millones de dólares más intereses, lo que llevó al país austral a caer en un default parcial. (Reporte de Nate Raymond; Reporte adicional de Maximiliano Rizzi; Editado por Javier López de Lérida. LEA)