Ministro Economía argentino dice rechazó quita de 15 pct en negociación con "holdouts": medio

lunes 5 de enero de 2015 15:05 ART
 

BUENOS AIRES, 5 ene (Reuters) - El ministro de Economía de Argentina dijo que el año pasado el país rechazó una oferta de sus acreedores impagos para cobrar un 15 por ciento menos de los 1.600 millones de dólares que una corte de Nueva York ordenó pagarles, según una entrevista publicada el lunes en un sitio periodístico local.

En la nota, que fue reproducida en los portales de los principales diarios argentinos, el ministro Axel Kicillof repitió que su oferta para los fondos de inversión -que llevaron al país a un default parcial en julio- es la misma que se incluyó en dos canjes de deuda que esos acreedores rechazaron.

Argentina cayó en una cesación parcial de pagos luego que un juez de distrito de Nueva York sentenció a mediados del 2014 que el país no podrá abonar vencimientos de su deuda reestructurada hasta que no compense a los acreedores impagos o holdouts, que buscan obtener el valor total de sus bonos.

Tras una serie de reuniones de negociación con los 'holdouts' no se llegó un acuerdo y la nación se vio impedida de pagar unos vencimientos de títulos de deuda emitidos bajo ley estadounidense y europea.

"Ellos (los holdouts) llegaron a ofrecer un descuento sobre los 1.600 millones de dólares del 15 por ciento", dijo Kicillof en diálogo con el sitio periodístico El Destape. Hasta el momento no se habían conocido detalles sobre las negociaciones de mediados del año pasado.

En ese momento, estaba vigente una cláusula de los bonos argentinos que impedía al país ofrecer a otros acreedores mejores condiciones de pago que aquellas incluidas en los canjes de deuda, que implicaron un recorte de alrededor de hasta el 75 por ciento en el valor nominal de los títulos.

La cláusula -conocida como RUFO- expiró el 31 de diciembre, lo que se esperaba que diera al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández más margen para negociar con los 'holdouts'. Pero las autoridades han dicho que se mantendrán firmes en su postura de resistir lo que definen como una extorsión.

"La oferta nuestra es la misma de 2010, en que ofrecimos lo mismo de 2005. (...) Son 6.500 millones de dólares en total para el 7,4 por ciento (de los acreedores) que no entró al canje", detalló Kicillof.

Argentina ha dicho que busca cancelar su deuda con todos los acreedores que no reestructuraron sus títulos, y no solamente con los fondos que la demandaron, a los que califica de "buitres".

El reducido acceso al crédito externo del país desde el masivo default del 2002 dificulta la reactivación de su estancada economía, que fue golpeada por un menor ritmo en las exportaciones de productos primarios y vehículos, dos de sus grandes motores. (Reporte de Maximiliano Rizzi; Editado por Javier López de Lérida)