BREAKINGVIEWS-Ecuador gana el perdón del mercado de bonos con demasiada facilidad

lunes 19 de mayo de 2014 20:10 ART
 

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Martin Hutchinson

NUEVA YORK, 19 mayo (Reuters) - Ecuador está logrando el perdón del mercado de bonos muy fácilmente. Su economía en vías de mejorar, una baja oferta de bonos y una inflación en general baja en todo el mundo podría generar apetito por la planeada oferta de 700 millones de dólares.

Sin embargo, el país incumplió el pago de 3.200 millones de dólares de deuda hace apenas seis años. Si bien la absolución, o la amnesia, puede beneficiar a gobiernos perezosos, aumenta el riesgo financiero mundial.

La moratoria de Ecuador el 2008 fue en gran parte un asunto político. El presidente Rafael Correa había asumido el cargo el año previo y dijo que la deuda del régimen anterior era "ilegal e ilegítima". No obstante, en 2009 el país recompró los bonos incumplidos en el mercado secundario, pagando 35 centavos por dólar en efectivo para cerca del 90 por ciento del capital.

La operación elevó la confianza en la solvencia del país debido a que la cantidad recomprada excedía el pago de deuda a punto de vencer.

El desempeño económico de Ecuador ha sido bastante sólido desde entonces, apoyado especialmente por las compras chinas de sus minerales y petróleo.

El PIB creció un 4,5 por ciento real en 2013 y el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica un crecimiento del 4,2 por ciento este año y cerca de un 3,5 por ciento en 2015. La inflación se encuentra bajo el 3 por ciento, mientras que el déficit de cuenta corriente es menor al 3 por ciento del PIB. Por lo tanto, Ecuador parece ser un deudor bastante confiable, pese a la moratoria de 2008.

Sin embargo, el cese de pagos debería dar razones para reflexionar a los inversores en bonos internacionales. Permitirle a países solventes pagar sólo el 35 por ciento de sus deudas sin grandes consecuencias es buscar problemas, crear riesgo moral en un mundo incierto.

Y los inversores claramente son capaces de imponer disciplina. Por ejemplo, Argentina cesó el pago de unos 100.000 millones de dólares en bonos soberanos el 2002 y reestructuró pagos en 2005 y 2010, pero todavía no ha podido volver al mercado de bonos.

La baja inflación y alta liquidez global han generado una demanda extraordinaria de bonos soberanos y parecen haber disminuido la preocupación sobre la calidad. Eso podría ser una buena noticia para emisores como Ecuador. Sin embargo, para los inversionistas podría anunciar grandes problemas. (Traducido por Nadia López; Editado en español por Javier López de Lérida)