11 de febrero de 2013 / 21:39 / hace 4 años

BREAKINGVIEWS-Venezuela toma medida hacia la ruina de su moneda

3 MIN. DE LECTURA

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Martin Hutchinson

NUEVA YORK, 11 feb (Reuters Breakingviews) - La devaluación del 32 por ciento de la moneda venezolana es un paso más hacia la ruina del bolívar.

El presidente Hugo Chávez afirma que sus políticas de inspiración socialista son originales, pero el abaratamiento del bolívar frente al dólar sigue el patrón de Argentina y de otros países antes de 1995.

El Gobierno generoso y la inflación llevan a más devaluaciones y más subidas de precios. Este es un camino bastante conocido hacia la hiperinflación.

En cierto sentido la medida de Venezuela llega retrasada. Incluso la nueva tasa oficial del tipo de cambio de 6,3 bolívares por dólar, anunciada el viernes, no refleja la plena decadencia en el poder adquisitivo de la moneda. La tasa del mercado negro en las últimas semanas ha estado casi cuatro veces por encima del cambio controlado.

Pero esto también es un alarmante eco de las espirales inflacionarias observadas en otros países de Sudamérica sólo hace unas décadas.

Argentina, Brasil y Perú experimentaron la versión completa desde fines de 1970 y a lo largo de la década de 1980, cuando la inflación anual en las tres economías promedió más del 500 por ciento. Los tres han cambiado repetidamente la denominación de sus monedas, con el tipo de cambio real perdiendo 11 ceros en Argentina, más de 12 ceros en Brasil y nueve ceros en Perú en ese mismo período.

La inflación en Venezuela, por su parte, fue reportada oficialmente en 20,1 por ciento en el 2012, pero con aumentos mensuales de los precios del 3,5 por ciento en diciembre y de un 3,3 por ciento en enero parece estar acelerándose.

Y la tendencia a la devaluación a largo plazo está en vigencia: antes de la medida de la semana pasada, Chávez había reducido el valor del bolívar frente al dólar a la mitad en enero del 2010 y en el 2008 cambió la denominación de la moneda al quitarle tres ceros, de 1.000 bolívares a un bolívar fuerte.

El Gobierno de Venezuela se beneficiará en el corto plazo, con mayores ingresos en divisas en gran parte por el petróleo que cotiza en dólares y gastando en bolívares. Pero la gente común se verá afectada.

Informes de prensa revelan que los compradores en Caracas salieron a adquirir los últimos aparatos disponibles importados a la antigua tasa de 4,3 bolívares por dólar.

Y con razón, con los terribles resultados de políticas similares en países cercanos todavía vivos en la memoria, los venezolanos serían ingenuos si asumieran que lo mismo no les va a pasar a ellos.

- Para columnas previas del autor, pueden hacer clic en

Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below