Wall St cae por nuevas preocupaciones por economía europea

jueves 7 de febrero de 2013 14:53 ART
 

Por Angela Moon

NUEVA YORK, 7 feb (Reuters) - Las acciones estadounidenses caían el jueves a la par de un retroceso del euro frente al dólar y al yen, lo que aumentaba los temores por las perspectivas para Europa y frenaba el apetito de los inversores por activos riesgosos.

El euro se hundió contra el dólar y el yen después de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo que la tasa de cambio era importante para el crecimiento y la estabilidad de precios, lo que inversores tomaron como una señal de que la entidad está preocupada por el avance de la divisa en los últimos días.

Las acciones estadounidenses han mostrado una tendencia alcista ininterrumpida durante la mayor parte de este año. El índice S&P 500 ganó más de un 5 por ciento en lo que va del 2013.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 97,57 puntos, o un 0,70 por ciento, a 13.888,95 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 caía 9,62 puntos, o un 0,64 por ciento, a 1.502,50.

Por su parte, el índice Nasdaq Composite retrocedía 15,61 puntos, o un 0,49 por ciento, a 3.152,87 unidades.

Los títulos de los sectores vivienda y minorista eran los que más perdían en el día. El índice de vivienda caía un 1,61 por ciento, mientras que el índice S&P de ese sector bajaba un 0,44 por ciento.

Los principales minoristas estadounidenses reportaron fuertes ventas en enero, gracias a que mercaderias y precios atrajeron a compradores afectados por un golpe a sus ingresos debido a mayores impuestos laborales.

Las acciones de Macy's Inc subían más de un 1 por ciento a 40,13 dólares tras haber reportado un aumento de ventas comparables del 11,7 por ciento para enero.

Los pedidos iniciales de subsidios por desempleo cayeron la semana pasada, y el promedio de cuatro semanas cayó a su nivel más bajo desde marzo del 2008, dando señales de que la economía continúa recurándose lentamente.

Un reporte separado mostró que la productividad en el cuarto trimestre registró su mayor caída en casi dos años, mientras que los costos laborales por unidad de producción aumentaron un 4,5 por ciento, más que lo esperado por economistas. (Reporte adicional de Chuck Mikolajczak; editado por Hernán García)