Acciones europeas cierran con ganancias, bancos retroceden

miércoles 23 de enero de 2013 15:35 ART
 

Por Blaise Robinson

PARIS, 23 ene (Reuters) - Las acciones europeas cerraron con alzas el miércoles y un índice referencial volvió a acercarse a máximos de casi dos años tocados recientemente, aunque algunas ventas en los sectores bancario y asegurador limitaron la subida.

Los resultados corporativos estuvieron en el centro de la escena. Las acciones de Unilever ganaron un 3,1 por ciento luego de que el gigante del consumo masivo reportó ventas mayores a las esperadas.

En tanto, las acciones de Novartis sumaron un 4,1 por ciento luego de que la farmacéutica ratificó su pronóstico de ventas.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con un alza del 0,19 por ciento, a 1.167,65 puntos, apenas unos pocos puntos por debajo de los 1.170,29 puntos que tocó hace dos semanas, nivel que no alcanzaba desde comienzos del 2011.

Sin embargo, el índice Euro STOXX 50 de las principales acciones de la zona euro perdió un 0,31 por ciento, a 2.708,28 puntos, arrastrado por una toma de beneficios en los papeles bancarios tras los fuertes avances de este año.

Las acciones de Banco Popolare cayeron un 4,1 por ciento, mientras que las de Credit Agricole y Aegon perdieron un 2,5 y un 2,2 por ciento respectivamente.

Pese a los descensos del día, el índice STOXX del sector bancario de la zona euro aún acumula un alza del 10 por ciento en el 2013, por lejos el sector con mejor desempeño.

En los diferentes mercados de la región, el índice FTSE 100 de la bolsa londinense subió un 0,3 por ciento y el alemán DAX cerró con un alza del 0,2 por ciento, mientras que el CAC 40 de la Bolsa de París y el italiano FTSE MIB cayeron un 0,4 y un 0,8 por ciento, respectivamente.

Los inversores han estado comprando acciones europeas en los últimos dos meses -el Euro STOXX 50 subió un 12 por ciento desde mediados de noviembre- al disiparse los temores a un posible quiebre de la zona euro y observarse una mejoría en los datos macroeconómicos globales.

Pero el repunte ha perdido fuerza la semana pasada, pues los inversores eligieron esperar que los datos macroeconómicos y los resultados corporativos ratifiquen que lo peor de la crisis económica europea ha quedado atrás. (Editado por Hernán García)