6 de diciembre de 2012 / 15:28 / hace 5 años

ACTUALIZA 3-BCE mantiene estable la tasa de interés, anticipa sombrío 2013

* Banco Central Europeo mantiene tasa de interés referencial en 0,75 pct

* BCE ve 2013 como otro año de contracción

* Draghi dice aún hay riesgos a la baja (Cambia redacción, agrega comentarios de Draghi y de economista)

Por Eva Kuehnen

FRANCFORT, 6 dic (Reuters) - El Banco Central Europeo consideró un recorte de las tasas de interés el jueves y pronosticó que la economía de la zona euro se contraerá nuevamente en el 2013, lo que dejó la puerta abierta a una posible reducción de los costos del crédito a comienzos del próximo año.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que el Consejo de Gobierno de la entidad sostuvo una amplia discusión sobre las tasas de interés antes de optar por dejarlas sin cambios.

El euro se debilitaba frente al dólar y el yen tras la decisión.

El Consejo de Gobierno del BCE también tocó la idea de recortar su tasa de depósitos a territorio negativo. Al cobrar a bancos por sus depósitos en vez de pagarles intereses, el BCE podría impulsar a los bancos a aplicar su dinero en la economía real.

"Hubo una amplia discusión (...) pero el consenso fue dejar las tasas sin cambios", manifestó Draghi en una conferencia de prensa, en una insinuación de que hubo distintas opiniones sobre el curso a seguir. Cuando existe unanimidad en las decisiones, el jefe del BCE generalmente lo dice.

Finalmente, la entidad mantuvo su principal tasa de interés en el mínimo histórico de un 0,75 por ciento por quinto mes consecutivo, pese a nuevas proyecciones que sugieren que la economía de la zona euro se contraerá el próximo año, al igual que este año.

El BCE dejó su tasa de depósitos en cero por ciento.

Sobre la idea de tasas de depósito negativas, Draghi afirmó: "Hablamos brevemente sobre las complejidades que involucraría dicha medida y posibles consecuencias no deseadas, pero no fuimos más allá de eso".

Las nuevas proyecciones del BCE ubican el Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro en un rango de una caída del 0,9 por ciento a una expansión de sólo un 0,3 por ciento el próximo año, lo que sugiere que es mucho más probable una contracción.

Draghi advirtió que prevalecen los riesgos a la baja.

En septiembre, el cuerpo técnico del BCE estimó un rango significativamente mayor, de un PIB de la economía de la zona euro de entre -0,4 y +1,4 por ciento.

"Los pronósticos del BCE más bien pesimistas, el tono sombrío de la declaración del BCE y la admisión de Draghi de que el BCE tuvo una 'amplia discusión' sobre muchos temas, incluyendo un posible recorte de tasas, también dejó abierta la puerta para un recorte a comienzos del 2013", comentó el economista Holger Schmieding, del Banco Berenberg.

INCERTIDUMBRE

La decisión del Consejo de Gobierno de dejar su principal tasa de interés sin cambios por ahora estuvo en línea con las expectativas de un sondeo de Reuters, que también mostró opiniones divididas sobre las posibilidades de un recorte de tasas a comienzos del 2013.

"Más tarde en el 2013, la actividad económica debería recuperarse gradualmente mientras la demanda global se fortalece y se abren camino, a través de la economía, nuestra política monetaria expansiva y una mejoría significativa de las condiciones de mercado", dijo Draghi.

Pero una disputa sobre la política fiscal estadounidense, que podría presagiar agudas alzas de impuestos y recortes de gastos si no se alcanza un acuerdo antes de fin de año, también podría pesar sobre la confianza por más tiempo, dijo el presidente del BCE.

El nivel de incertidumbre quedó reflejado en el primer intento del BCE sobre pronósticos para el 2014, año para el que estimó un crecimiento de entre un 0,2 por ciento y un 2,2 por ciento.

El pronóstico para el 2012 fue rebajado levemente a un -0,5 por ciento.

El BCE seguirá entregando a bancos de la zona euro toda la liquidez que pidan en las operaciones de refinanciamiento del banco central hasta al menos julio del 2013, añadió Draghi.

Aunque los mercados financieros se han calmado desde que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) establecieron nuevas medidas para ayudar a Grecia y de que el BCE prometiera que hará lo que sea necesario para preservar al euro, la economía del bloque ha caído en recesión y muestra pocas señales de que saldrá pronto de ella.

El BCE aún no ha comprado deuda soberana en virtud de su nuevo programa -llamado Transacciones Monetarias Directas (OMT)- porque España todavía no ha cumplido con la precondición de pedir ayuda del fondo de rescate de la zona euro. (Escrito por Mike Peacock/Paul Carrel. Editado en español por Marion Giraldo/Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below