COLUMNA-Cómo Argentina perdió contra renegados tenedores de bonos: Frankel

martes 27 de noviembre de 2012 11:03 ART
 

(Alison Frankel escribe el blog On the Case para Thomson Reuters News & Insigth. Las opiniones expresadas son personales)

Por Alison Frankel

NUEVA YORK, 27 nov (Reuters) - La integridad del sistema judicial de Estados Unidos se basa en el principio fundamental de que los jueces dejarán de lado sus sentimientos personales y emitirán sus resoluciones sobre la base de los hechos y la ley.

No importa cuán odiosos sean los litigantes (o sus abogados), nuestro sistema dice que tienen derecho a un trato justo. Pero los jueces también son humanos. Si los presionas lo suficiente, durante un lapso suficiente de tiempo, van a reaccionar.

Y esa es la razón por la que Argentina ahora enfrenta una elección terrible: o coloca 1.300 millones de dólares en un fideicomiso para pagarle a los tenedores de bonos rebeldes que se negaron a participar en dos rondas de reestructuración de deuda soberana o corre el riesgo de entrar en un incumplimiento de pagos técnico sobre los títulos que reestructuró por 24.000 millones de dólares.

La crisis de Argentina es el producto de casi 10 años de litigio, en los cuales los tribunales estadounidenses han tratado de honrar los derechos de un país extranjero y Argentina no ha obrado con el mismo respeto hacia el poder de nuestras cortes.

Es inminente que Argentina le pida a la corte de apelaciones del segundo circuito que restablezca una suspensión sobre una serie de medidas cautelares publicadas hace unos meses por el juez de distrito estadounidense Thomas Griesa.

Probablemente recuerde el contexto. Los tenedores de bonos que no entraron en el canje ofrecido por Argentina presentaron demanda en la corte federal de Manhattan, alegando que el país sudamericano estaba violando la cláusula pari passu de sus contratos, o de igualdad de condiciones, cuando le pagó a los tenedores de deuda que sí participaron de la reestructuración soberana sin pagarle a los que se resistieron.

Griesa, quien ha estado supervisando por casi una década los litigios entre Argentina y los tenedores de bonos que no entraron en la reestructuración, estuvo de acuerdo.   Continuación...