31 de octubre de 2012 / 20:48 / hace 5 años

Deuda argentina se desmorona afectada por baja de calificación

* Inversores institucionales reflejan incertidumbre

* Gobierno insiste en que no negociará con fondos buitres

* Banco Central acelera depreciación del peso

Por Jorge Otaola y Walter Bianchi

BUENOS AIRES, 31 oct (Reuters) - Los bonos soberanos de Argentina nominados en dólares cayeron fuerte el miércoles luego de que la agencia S&P les bajara la calificación, lo que disparó el riesgo país a mínimos en 14 semanas y desencadenó un nuevo desarme de posiciones por parte de inversores institucionales.

En un mercado escéptico, los negocios se desarrollaran pausados pese al reinicio de negocios de Wall Street y con un peso interbancario a nuevos mínimos históricos.

Los títulos públicos extrabursátiles cedieron en promedio un 1,5 por ciento, liderados por la serie de los 'Disc' dolarizados con un negativo del 6 por ciento en su punta vendedora.

El riesgo país argentino, medido por el banco JP Morgan y que refleja el diferencial entre los bonos estadounidenses con sus similares argentinos, subía 33 puntos básicos a 1.057 unidades a las 2020 GMT, niveles que no se registraban desde mitad de julio.

Durante octubre, los bonos argentinos perdieron el 4 por ciento.

El martes, la agencia S&P redujo la calificación de la deuda argentina a "B-" desde "B", con panorama negativo, tras una serie de fallos legales y decisiones internas que según la agencia elevaron la percepción de riesgo sobre las finanzas del país.

Por su parte, la agencia Fitch Ratings colocó la calificación de deuda de Argentina en revisión para una posible baja.

"Los ataques de las calificadoras de riesgo y de los fondos buitres no van a impedir que la Argentina cumpla con sus compromisos (...) No vamos a pagar ni un solo dólar a los fondos buitres", enfatizó este miércoles el ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, citado por la agencia oficial Télam.

Los bonos sufrieron ventas selectivas desde el viernes pasado por la incertidumbre que abrió un fallo de una corte estadounidense a favor de los acreedores que no aceptaron una reestructuración argentina de bonos en 2001/2002.

La sentencia dice que el Gobierno argentino discriminó a tenedores de títulos impagos al no tratarlos en iguales condiciones que los acreedores con bonos reestructurados, al tiempo que ordenó a un tribunal inferior que dictamine cómo deben ser resarcidos.

ATENCION INVERSORA

"El mercado sobrerreaccionó a la medida tomada en la corte estadounidense, ya que si bien no se preveía un fallo tan favorable a los 'holdouts' (tenedores de bonos que rechazaron el canje), está lejos de comprometer a nuestro país en su capacidad de pago", dijo la consultora Delphos Investment en un informe.

Agregó que "esta caída (de precios) en los títulos soberanos puede representar una oportunidad de compra, aunque el piso dependerá de la presión vendedora por parte de los fondos extranjeros afectados por la situación técnica en la que quedaría la deuda Argentina".

Por su parte, el índice bursátil Merval de la Bolsa de Buenos Aires apenas subió un 0,12 por ciento a 2.323,39 unidades, para acumular en el mes un descenso del 5,23 por ciento.

"No creo que el Merval mantenga los márgenes de suba ya que tarde o temprano el recorte de la calificación que pesa sobre los bonos se reflejará en las acciones bancarias", dijo Marcelo Paccione analista de ConsultCapital.

"Las condiciones son de vulnerabilidad por la coyuntura local y externa dados los planteos que se generan hacia las economías de la eurozona", agregó.

MERCADO DE CAMBIOS

El peso argentino en la plaza interbancaria bajó un leve 0,05 por ciento y renovó mínimos históricos a 4,765/4,7675 unidades por dólar.

Operadores dijeron que la tendencia estuvo acompañada por el Banco Central mediante la compra uno de 30 millones de dólares, aunque en la primera parte de la rueda el también oficial Banco Nación vendió algunas divisas.

La depreciación de la moneda argentina mayorista alcanzó un 1,47 por ciento, período en el que la autoridad monetaria se dejó un saldo favorable de unos 355 millones de dólares para sus reservas.

"El ente regulador (Banco Central) viene devaluando el peso de a poquito contra la divisa norteamericana, para equilibrar las variables financieras nacionales e internacionales, con respecto a otras monedas de la región, que compiten con la nuestra", dijo una consultora cambiaria en un reporte diario.

Desde hace un año el mercado cambiario argentino se encuentra limitado en sus negocios dadas las rígidas medidas que restringen a compra de divisas.

Por su parte, los negocios del peso en el mercado marginal mostraron un ascenso diario del 0,32 por ciento a 6,32/6,43 unidades y cerraron octubre con una depreciación del 0,63 por ciento.

Reporte de Jorge Otaola y Walter Bianchi; Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below