Acciones europeas cae tras fuerte escalada

lunes 10 de septiembre de 2012 16:28 ART
 

LONDRES, 10 sep - Las acciones europeas cerraron en baja el lunes, tomando un respiro tras un fuerte repunte, dado que los inversores se deshicieron de los títulos considerados seguros en medio de apuestas a nuevos estímulos monetarios de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo.

El apetito por el riesgo se vio apuntalado por la especulación de que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciaría medidas para estimular la economía el jueves, al igual que por la promesa del BCE de comprar bonos de los países de la zona euro en problemas financieras.

Los sectores de alimentos y bebidas, tradicionalmente no tan sensibles a los vaivenes de la economía, retrocedieron un 1,2 por ciento y prolongaron su caída tras haber tocado recientemente un máximo de todos los tiempos.

Esta baja obedeció a que los inversores prefirieron comprar acciones con exposición a las materias primas, que subieron un 0,8 por ciento.

Las acciones de firmas de bienes primarios son consideradas las grandes beneficiarias de un nuevo estímulo monetario, dado que los precios de las materias primas tienden a subir cuando hay inflación.

Las acciones de los bancos de la zona euro, los mayores tenedores de deuda soberana de la región, subieron un 0,3 por ciento, llevando su repunte a aproximadamente un 10 por ciento desde el anuncio del BCE la semana pasada.

El índice pan europeo FTSEurofirst 300 cayó al cierre un 0,3 por ciento, a 1.103,55 puntos, en tanto el índice Euro STOXX 50 de las principales acciones de la zona euro retrocedió un 0,4 por ciento a 2.528,53 puntos.

Las probabilidades de que la Fed se embarque en otra ronda de compra de bonos esta semana han aumentado tras las decepcionantes cifras del empleo de agosto en Estados Unidos publicadas el viernes.

También mantendrán en vilo a los inversores esta semana las elecciones en Holanda y las conversaciones entre Grecia y sus prestamistas respecto a la liberación del tramo de ayuda financiera para Atenas.

(Reporte de Francesco Canepa)

REUTERS MSS IG