22 de mayo de 2012 / 20:18 / hace 5 años

Peso argentino se hunde en mercados alternativos, acciones suben

6 MIN. DE LECTURA

* Demanda de dólares presiona al peso en diferentes mercados

* Amplitud brecha con tipo de cambio oficial preocupa

* Bolsa sube por coberturas ante debilidad del peso

Por Jorge Otaola y Walter Bianchi

BUENOS AIRES, 22 mayo (Reuters) - El peso argentino con el que se giran divisas al exterior marcó el martes un mínimo histórico, en medio de persistentes coberturas en moneda extranjera ante férreos controles estatales que buscan impedir los negocios con divisas.

En las transacciones denominadas "contado con liquidación" o "dólar fuga", en las que se compran bonos o acciones en pesos en el mercado local para negociarlos en el exterior a cambio de dólares, se amplió lentamente la brecha respecto a los precios convalidados por el Banco Central.

Este mecanismo generó un valor implícito de 6,08 pesos por dólar para el "contado con liquidación" en el cierre de los negocios, contra su clausura previa de 5,97 unidades y lejos de los 5,35 registrado a finales de abril.

La diferencia con el peso oficial, regulado diariamente por la autoridad monetaria, se amplió a un 36,09 por ciento, una brecha considerada peligrosa por analistas, que alertan sobre un impacto en los precios.

Desde hace semanas, las inspecciones al mercado cambiario y las trabas a inversores para la compra de divisas por parte del ente recaudador de impuestos "AFIP" crean una operatoria enrarecida y acotada.

"El que quiere dólares va a pagar lo que sea, más allá de los controles", dijo a un canal de TV Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central.

Los controles también dispararon los precios en el llamado peso paralelo o "blue", que perdió un 3,70 por ciento a su mínimo récord de 5,90/5,94 por dólar, al tiempo que la plaza oficial también marcó un piso histórico de 4,465/4,4675 unidades.

"Por la búsqueda de dólares que observamos en el mercado, más los costos de transacciones que generan los controles y la debilidad del real (brasileño), no sorprende que el 'contado con liquidación' siga subiendo", sostuvo un experimentado cambista.

"Esto hace que el dólar paralelo llegue seguramente a los 6 (pesos) y el mayorista (peso oficial) apunte a 4,50 (por dólar) en muy pocos días", agregó.

La gradual depreciación del peso es avalada por el Banco Central, que diariamente regula la plaza mediante compras o ventas de dólares de sus reservas.

"El Banco Central volvió a comprar el excedente de (dólares de la) exportación y quedó con un saldo positivo de alrededor de 20 millones (de dólares)", dijo un operador.

Decisiones

El Gobierno argentino estableció a finales de octubre una serie de límites a la compra de dólares para frenar una fuga de capitales, situación que derivó en grandes dificultades para adquirir divisas.

"El apetito por dólares es notorio, es el típico resguardo de los argentinos en momentos de incertidumbre", sostuvo un operador de un banco privado controlado por capitales españoles.

Agregó que "el 'contado con liquidación' es para ahorristas con grandes capitales, pero los controles (oficiales) hicieron que algunos bancos extranjeros hayan dejado de hacer esas triangulaciones por los temores a posteriores investigaciones o sanciones".

El aumento de las diferentes brechas disparaba versiones de distinta índole, dijeron operadores. El Banco Central mantuvo silencio.

La debilidad del peso es avalada por la autoridad monetaria, que se ha convertido en el único actor de peso en el mercado formal ante las trabas para la compra de dólares por particulares e importadores.

Sólo en mayo el banco oficial acumula unos 1.100 millones de dólares mediante sus negocios en el circuito mayorista, aunque esas compras tuvieron escaso efecto en el volumen de reservas que atesora.

"Para cubrir los vencimientos de deuda sin afectar al stock de reservas, debe existir un excedente de divisas en el mercado cambiario, para lo cual es necesario que tanto importaciones como fuga de capitales se mantengan acotadas", remarcó la consultora Ecolatina.

Acciones Y Bonos

La bolsa subía presionada por compras ligadas al 'contado con liquidación', ya que existe una notoria cobertura por la debilidad del tipo de cambio, dijeron operadores.

Esto le permitía al mercado separarse de la volátil tendencia externa.

Ricardo Maied, operador de Federal Bursátil, dijo que "la suba del Merval fue producto de la cobertura de los inversores a la suba del dólar (caída del peso) que encontraron en la valuación accionaria precios tentadores".

El índice Merval de Buenos Aires cerró con alza del 2,07 por ciento a 2.239,24 unidades, impulsado por las mejoras anotadas en acciones de los segmentos energético y financiero.

El Merval acumula en lo que va del mes una merma del 1,44 por ciento.

"Preocupa el tipo de cambio tan firme (...) esto lleva a compras de oportunidad a precios atractivos en dólares, lo que no ocurre en bonos", dijo, por su parte, Leopoldo Olivari de Bacqué Sociedad de Bolsa.

En tanto, los títulos soberanos de la plaza extrabursátil local finalizaron con una caída promedio del 0,5 por ciento , frente a un riesgo país argentino -medido por el banco JPMorgan en su índice EMBI+ - con una baja de 18 unidades hasta los 1.105 puntos básicos. (Reporte de Jorge Otaola y Walter Bianchi; Editado por Manuel Farías e Inés Guzmán)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below